El problema de tener demasiadas redes sociales

Antiguamente, con una cuenta de e-mail podías hablar con el mundo entero.

Hoy necesitas cuenta en Skype, Google Hangouts, Facebook, Vine, WhatsApp, Twitter…

Movim

Muy a menudo me encuentro en la situación de querer enviar un mensaje a un amigo… ¡y no saber cómo! ¡Y eso que tengo el móvil lleno de programas para redes sociales y mensajería!…

Sobredosis de redes sociales
Sobredosis de redes sociales

¿Te pasa lo mismo? Entonces analicemos la causa de esta situación y la solución:

¿Por qué hay redes sociales?

Básicamente, porque cubren (o se aprovechan de) nuestra necesidad de estar en contacto con otras personas (o de alimentar nuestro ego).

Además, sirven para compartir cosas que nos gustan de forma no intrusiva. ¿Recuerdas que antaño recibías montones de PowerPoints de gatitos? Ahora aparecen en las redes sociales, un lugar más apropiado para ellos.

Pero… ¿por qué hay tantas redes sociales?

Por dos motivos: son monolíticas y usan protocolos privativos. ¿Te suena a chino? Me explico:

1. Son monolíticas

Una red monolítica, o centralizada, es la que no te permite comunicarte con el exterior.

Supongamos que Lechuga quiere contactar con Manzana:

Red social monolítica
Red social monolítica

Lechuga tiene que:

  1. Averiguar en qué red/es social/es tiene abierta su/s cuenta/s Manzana.
  2. Posiblemente, instalar un programa en su teléfono (o PC, tablet, etc.).
  3. Abrir una cuenta en dicha red social (previa aceptación de su presumiblemente abusiva política de privacidad).
  4. Averiguar cómo escribirle un mensaje a Manzana a través de ahí.
  5. Mandar el mensaje.

Lo dicho: un soberano lío.

2. Usan protocolos privativos

Un protocolo es una manera de comunicarse. Si es privativo, solo el inventor sabe cómo funciona; por lo tanto, solo él puede usarlo.

¿De verdad es tan importante que se usen protocolos estándares y abiertos?

Sí. Es imprescindible.

Imagínate un mundo en el que no existiera el USB. Pues algo parecido es lo que pasa ahora mismo con la famosa web 2.0. Sencillamente, si todas las redes sociales usaran el mismo protocolo, podrían comunicarse entre sí, y con una sola cuenta podrías hablar con todo el mundo… de nuevo.

Y si eso es tan sencillo…

¿Por qué las grandes redes sociales no corrigen esos problemas?

Porque entonces esas empresas dejarían de tener tantísima información, y…

La información es poder.

— Francis Bacon

Con el modelo monolítico, cuanta más gente usa mi red social, más gente quiere entrar en mi red social para hablar con esa otra gente, y entonces más, y más… ¡y así hasta el infinito!¿Qué se puede hacer con tu información? ¿Cuánto dinero vale? No lo sé, calcúlalo tú. Pero piensa que en esa información están:

  • Tus gustos, inclinaciones políticas, religiosas, etc.
  • Qué le escribes a tus amigos.
  • Las coordenadas exactas de tu ubicación en cada momento de tu vida (si tienes instalada su aplicación en el teléfono).
  • Quiénes son tus amistades.

Pero bueno, dejemos al lado las teorías conspiratorias conspiraciones y centrémonos en la solución.

¿Cuál es la solución?

Una red social que corrija los dos puntos en que fallan las actuales: debe ser federada (o descentralizada) y usar protocolos abiertos y estándar.

Volvemos al ejemplo del e-mail:

Red social federada
Red social federada

En el diagrama queda claro que ni a Lechuga ni a Manzana les importa lo más mínimo dónde tenga el otro su cuenta. Simplemente con saber la dirección de e-mail, se pueden comunicar, que es lo que les interesa.

De hecho, tampoco les importa qué programa usen para ver el correo: Outlook, Thunderbird, algún programa de webmail… Es irrelevante porque todos estos programas hablan los mismos protocolos, que son estándares y abiertos.

Pero, obviamente, el e-mail se nos queda corto para lo que queremos en una red social. Sin embargo, hay un protocolo similar que sí se puede usar:

XMPP, ese viejo amigo que no sabías ni que existía

XMPP (o Jabber) es un protocolo abierto que existe desde 1999, (oficialmente estandarizado en 2000) federado, y que solventa todos esos problemas de un plumazo.

Seguramente lo utilices a diario sin siquiera saberlo, ya que muchas redes sociales lo utilizan internamente (Whatsapp (ligeramente modificado), Tuenti, etc.) o permiten el acceso a través de él (Facebook, Google Hangouts, etc.), aunque suelen bloquearle la federación.

El protocolo es muy extensible, y cuando alguien propone una buena extensión, esta también acaba estandarizándose. Tanto es así que hasta se ha convertido en el favorito para el Internet de las Cosas, pero eso ya lo explicaré otro día.

Habiendo pasado tantos años, existen docenas de clientes para todos los sistemas operativos actuales. Ha madurado mucho, y es actualmente uno de los sistemas más seguros que existen cuando se utiliza en modo OTR.

Cómo empezar a usar XMPP

Para empezar, dejaré claro que un pod es un servidor en el cual puedes hacerte una cuenta, conectado a toda la red XMPP.

Mensajería básica

En su versión más básica, permite tener una lista de contactos, ver su estado de presencia, y chatear con ellos. Si no necesitas más, puedes usar cualquier pod público para empezar.

Redes sociales basadas en XMPP

Hoy en día ya tiene extensiones para que pueda usarse como red social básica, con características tales como:

  • Multiconferencias.
  • Chats de audio y/o vídeo.
  • Microblog.
  • Compartición de archivos.
  • Comentarios.
  • Publicar tu ubicación, estado de ánimo, etc.

Actualmente, hay tres proyectos que destacan bastante:

Jappix

Recomiendo empezar con esta, porque es bastante estable. Está enfocado a ser un chat con extensiones de red social. En su última versión incluye videoconferencias multiusuario.

Ofrece integración con Jappix Me, que sirve para crearte un blog personal basada en el perfil público de tu cuenta XMPP.

Movim

Todavía no es muy estable, pero ya es usable. El proyecto está enfocado más en ser una red social con chat integrado. Tiene un sistema de control de la privacidad de tus publicaciones más exhaustivo, pero sencillo. Compatible con Jappix, y también incluye un blog para tus publicaciones públicas.

Buddycloud

Es quizá el más ambicioso de los tres proyectos, ya que consiste en crear todas las extensiones necesarias para hacer de XMPP la completa red social que debería ser. La contrapartida es que, a diferencia de Movim y Jappix, se basa en extensiones que aún no están estandarizadas (aunque están en proceso) y por tanto no es compatible al 100% con las demás redes XMPP.

Programas para usar XMPP

Para chatear, también te dejo algunas recomendaciones:

  • Windows, Mac OS X, Linux: Jitsi.
  • Android:
    • Conversations, o su derivado FJS Messenger, por ser los más intuitivos.
    • El más completo parece ser Jitsi, pero aún está en desarrollo y no es demasiado intuitivo. Permite hacer videollamadas.
  • iOS: No lo he probado, pero aquí tienes una lista. Se aceptan sugerencias.
  • Firefox OS: Loqui.
  • Navegador web: Si usas Jappix o Movim, puedes chatear desde ahí. Si no, Converse.js parece lo más sencillo.

Corre la voz

Los programas están ahí, el protocolo está ahí. Lo único que les falta es publicidad y usuarios, así que la próxima vez que alguien se te queje de sobredosis de redes sociales, explícaselo y ayúdale a abrirse una cuenta XMPP, la última cuenta que tendrá que abrirse en su vida. Así ayudarás a tener una mejor web.

Un comentario en “El problema de tener demasiadas redes sociales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s