La estafa de los auriculares Bluetooth

Llevo unas 2 semanas peleándome con auriculares Bluetooth y al final he llegado a la conclusión de que esta tecnología sencillamente no está lista para un uso intensivo. Tiene la ventaja de no usar cables, pero las desventajas son bastantes. Os cuento mi experiencia y mis conclusiones.

Mi experiencia

Se me rompieron mis auriculares cableados con micrófono y necesitaba unos nuevos. Mis requisitos eran fáciles:

  • Que funcionaran en Linux.
  • Que tuviera micrófono, para las videoconferencias.
  • Que se escucharan bien (soy algo melómano).
  • Poder usarlos para videojuegos.
  • Que pudiera usarlos para hacer deporte (ya tengo unos, pero sin cables es mejor).

Bluetooth en Linux

Ya había usado Bluetooth antes en Linux para conectar el teléfono y tableta al ordenador, y todo había sido coser y cantar desde el panel de control de GNOME. Con los auriculares… casi.

Me topé con unos cuantos bugs, el último de ellos que impedía activar el modo HSP/HFP (ver abajo) con BlueZ 5.36. Tuve que desactualizarlo a la 5.35 y ya “todo” funcionó:

# dnf downgrade bluez --allowerasing

¿Micrófono, o buena calidad?

Cuando por fin pude activar el micrófono, me di cuenta de que la calidad de sonido es malísima. No me malinterpretéis, no es que no se entienda, pero baja muchísimo.

Claro podía elegir entre el modo A2DP y el HSP/HPF. ¿Y esto qué es?

Los perfiles de Bluetooth

El estándar Bluetooth define una serie de perfiles, que son los modos de operación de los dispositivos. En el caso del audio, tenemos 3 modos:

  • A2DP: audio de alta calidad, pero es sólo unidireccional. Por lo tanto, nada de micrófonos aquí. Los botones sirven para controlar la reproducción (retroceder, avanzar, pausa, volumen…).
  • HSP: audio de baja calidad, en mono (o falso estéreo), pero bidireccional. Los botones hacen como en A2DP.
  • HFP: como HSP, pero los botones controlan la llamada (colgar, descolgar…).

Dicho en otras palabras: si quieres hablar por el micrófono, no puedes oír en alta calidad. Y esto es una limitación del protocolo, no de los auriculares que compres, así que te pasará con cualquier modelo.

Bueno, esto más o menos era fácil de arreglar: entras al panel de configuración y cambias el perfil al hacer una llamada, pero sigamos.

En videojuegos

Bueno, para jugar lo colocamos en A2DP y listo, a oír bien… ¡Pues no!

En los videojuegos, lo que más puede molestar es la latencia. No puedes permitirte el lujo de oír algo 1 segundo después de que haya sucedido. Aparte de ser molesto, puede hacerte perder la partida.

Pues más o menos esa es la latencia que tiene el audio por Bluetooth.

Haciendo deporte

Una cosa curiosa de estos aparatos es la cantidad de interferencias que reciben. En serio, esto ha sido lo más decepcionante de todo.

Si estás en casa, todo va perfectamente. Puedes moverte en un radio de unos 10 metros sin problemas, siempre que no haya obstáculos entre el emisor y el receptor. Si los hay, se reduce, pero todo funciona.

Sin embargo, cuando sales a correr o en bicicleta, ¡el alcance se reduce a nada menos que 20-40cm! O sea que para oír bien la música tienes que sujetarlo en la mano. Tan solo con estirar el brazo hacia abajo lo suficiente, dejas de oír bien. Y claro, en el deporte te mueves constantemente, no puedes permitirte eso.

Es posible que esto me haya pasado por no haber comprado unos muy buenos, pero ya eran de unos 25€, que ya es bastante…

Conclusión

Resumiendo:

  • Para conectarlos con Linux, tendrás problemas en las versiones más recientes de BlueZ (esperamos que lo corrijan).
  • Para hablar por el micrófono, debes escuchar con baja calidad.
  • Para jugar videojuegos, la latencia no te dejará usarlos.
  • Para hacer deportes, las interferencias tampoco.

Ergo el veredicto es que los auriculares Bluetooth no sirven para nada.

6 comentarios en “La estafa de los auriculares Bluetooth

    1. Yo también debo confesar que el móvil que tenía antes era en gran parte culpable de la mala experiencia que relato. Ahora con uno más nuevo y mejor, el bluetooth es más satisfactorio. De todas formas, el problema de la bajada de calidad en las llamadas es inherente al protocolo, es importante tenerlo en cuenta.

      1. En mi caso todo el mundo está de acuerdo con que el micrófono es malillo y de ninguna manera está a la altura del resto del trasto, que es de la electrónica más satisfactoria que he comprado en los últimos dos años🙂

  1. Lo que sí me ha hecho sufrir y perder tiempo es la conexión bluetooth con Linux. Se supone que tengo un Thinkpad fetén que me ha costado buenos dineros, pero no sé si es después de haber suspendido el equipo o porqué pero conectar para escuchar se me hace imposible. Ya no sé quién tiene la culpa exactamente, si mi chipset, la compatibilidad Linux y estos auriculares en sí.

      1. Yo también uso Fedora + Gnome🙂

        Y sí, está más que visto. Y no veas las cosas raras que me hace, como activarme un único canal de audio (mono). Y recargar los módulos bluetooth del núcleo, reiniciar pulseaudio y cosas así en general tampoco me han servido…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s